Amazon crea el servicio para dejar tus pedidos en el maletero de tu coche

Amazon crea el servicio para dejar tus pedidos en el maletero de tu coche

Amazon se ha convertido en la tienda favorita de casi todo el mundo. Cada vez cuesta más ir al supermercado y a los centro comerciales a comprar, ya que estas a un clic de hacer la compra desde el sitio donde estés sin tener que moverte. Ese clic es Amazon. Tienes todos los servicios posibles para satisfacer tus necesidades sin que hagas el mínimo esfuerzo.

 

Al parecer no tenían todos los servicios, les faltaba uno, In-Car Delivery. Hace unos meses, Amazon creo el servicio de Amazon Key, basado en unas cerraduras inteligentes que permiten abrir la puerta de tu casa y dejar los paquetes en tu casa.

 

amazon

 

Al ser una propuesta tan atrevida, donde no todo el mundo se fiaba de los repartidores y les permitían la libertad confianza de entrar en su casa, Amazon quiso crear un nuevo servicio para mejorar el anterior. El nuevo servicio denominado In-Car Delivery consiste en que los repartidores dejen tus paquetes en tu coche.

 

Cómo solicitar entregas en In-Car Delivery

 

Este servicio, por ahora, sólo está disponible en 37 ciudades de EEUU. Para obtenerlo se basta en configurar una aplicación con la que se vinculará el coche en donde quieren que se dejen los pedidos. Amazon tendrá que obtener los datos del modelo de coche y el color.

 

https://www.youtube.com/watch?v=w4akHn0jQCc

 

Con la aplicación, el cliente podrá obtener el control absoluto de cómo se está realizando su entrega, incluso bloquearla en caso de que no quiera que se lo entreguen.

 

Beneficios

 

Los beneficios que muestran este servicio se basan principalmente en obtener los pedidos en el lugar que desea, y llegar a casa con todos los recados hechos. Es una forma rápida y eficaz de comprar. En este vídeo se muestran todos los beneficios:

https://www.youtube.com/watch?v=uqi0ZAYPyPk

 

Inconvenientes

 

El principal inconveniente del servicio es que no sirve para todos los modelos de automóvil. Por ahora, está habilitado para los fabricantes de GM y Volvo matriculados a partir de 2015. También, no se podrá entregar por este servicio paquetes de una compra superior a 1.300 dólares. Por último, el coche debe estar aparcado en un lugar público. Es un tanto obvio, debido a que sino el repartidor no puede acceder.